Connect with us

Ciencia

Cómo EE.UU. CREÓ las REPÚBLICAS BANANERAS (y las EMPOBRECIÓ MAS) | Guerras Bananeras Parte II

¿Por qué Centroamérica es pobre? ¿Por qué hay tantos problemas económicos y políticos en esta parte de América? Muchos culpan al llamado Pulpo.

Published

on

Banana Republics

Banana Wars II: The Empire Strikes Back

¿Por qué Centroamérica es pobre? ¿Por qué hay tantos problemas económicos y políticos en esta parte de América? Muchos culpan al llamado Pulpo.

Una empresa tan poderosa, que a principios del siglo XX tenía sus tentáculos en casi todos los países de Centroamérica y el Caribe, controlando su economía y política, desde Colombia hasta la República Dominicana. Se llamaba la ‘United Fruit Company’, y su guardaespaldas personal era el gobierno estadounidense.

A sus órdenes, soldados americanos invadieron país tras país, la CIA tumbó gobierno tras gobierno e instalaron dictadores títeres, creando así las infames Repúblicas Bananeras.

Advertisement

Esta es la historia de como la United Fruit Company y el gobierno de los Estados Unidos conquistaron Centroamérica… con bananas.

———

La misteriosa explosion del buque USS Maine en el puerto de La Habana en 1898, desató la Guerra hispano-estadounidense. 

En los medios se presentó la guerra como un esfuerzo estadounidense de proteger a Cuba de la influencia imperial Española, velando por su independencia, pero la razón real fue el control económico sobre Centroamérica.

España perdió esta guerra a los pocos meses y con eso su dominio sobre latinoamérica, un dominio que había comenzado con Cristóbal Colón.

Advertisement

Los Estados Unidos surgieron de esta guerra como el nuevo imperio dominante en el continente Americano, y con el tratado de París de 1898, tomaron posesión de las últimas colonias españolas de ultramar: Cuba, Puerto Rico, Guam y las Filipinas.

Primero Cuba y las Filipinas habían peleado contra España, pero ahora tuvieron que pelear por sus independencias de los Estados Unidos, pagando con sangre y bajo restricciones. Las Filipinas, por ejemplo, pelearon una guerra violenta contra los Estados Unidos hasta poder alcanzar su independencia, y Cuba llegó a un acuerdo en el cual tuvieron que permitir un control directo Estadounidenses, y arrendarles la bahía de Guantánamo.

Por otro lado, Guam y Puerto Rico llegaron a ser pertenencias estadounidenses, aunque sin los derechos de los estados reales.

Esa expansión de los Estados Unidos al Caribe abrió aún más oportunidades de negocios, y el producto más grande e importante llegó a ser, sorprendentemente, la banana.

Poder del Pulpo

Advertisement

Al inicio del nuevo milenio, la United Fruit Company, el Pulpo, emergió como el líder en negocios frutales en el Caribe y Centroamérica. No eran los únicos; también existió la Standard Fruit Company, entre otras, pero eran los más grandes – tenían el monopolio sobre las bananas, un control que duró de entre 1899 a 1970.

Pero el poder y el dinero vino acompañado de la crueldad. Cómo vendían las bananas baratas, tenían que minimizar los gastos en la producción para tener ganancias. En vez de usar las vías legales, a las fruteras les salía más barato sobornar a políticos para conseguir lo que necesitaban, fuese en Bogotá, Managua, Ciudad de Guatemala, Santo Domingo o hasta Washington.

Aunque fue una bendición para algunos, esta corrupción fue especialmente dura para los obreros pobres. Para reducir los costos, la compañía controló las vidas de los trabajadores, mandando donde podían vivir y que comer. De hecho, muchas veces ni les pagaron con dinero, sino con vouchers que podían usar solamente en los establecimientos de la misma compañía.

En otras palabras, en paises como Colombia, Nicaragua, Guatemala, Republica Dominicana, Haiti y otros, las fruteras introdujeron la esclavitud de nuevo.

Y nada de esto fue un secreto. Actitudes xenofóbicas y racistas en los Estados Unidos eran prevalentes y dirigieron las relaciones externas políticas: mientras que no sea en su propio país, a pocos les importaba que en algún lugar lejos de Washington personas consideradas inferiores por su color de piel, idioma y religión se estaban explotando.

Advertisement

Y así surgieron las rebeliones anti-estadounidenses y anti-fruteras.

Las Guerras Bananeras

Al inicio las fruteras usaron mercenarios para controlar las rebeliones y protestas, u ordenaron a los mismos gobiernos corruptos resolver el problema ellos mismos. Pero muchas veces la solución más fácil fue tomar control del país entero, e instalar sus propios títeres, muchos de los cuales llegaron a ser dictadores. Para eso necesitaban una fuerza militar inmensa, y para la sorpresa de nadie, el presidente Theodore Rosoevelt de los Estados Unidos estaba más que dispuesto a ayudarles con las fuerzas navales y los Marines.

Roosevelt tenía varias razones para hacer esto, pero las bananas fueron la chispa. Bajo su gestión se estaba construyendo el canal de Panamá, el canal que llegaría a ser el canal más importante del planeta después del canal de Suez. Así, tener un control económico, político y militar en el Caribe fue de gran importancia. Ya tenían el control sobre Cuba, Puerto Rico y Panamá, pero le faltaba asegurar su dominación sobre los otros países, con más razón si le debían dinero.

Al inicio, la presencia de los buques militares en los puertos Caribeños fue una presencia de amenaza, pero pronto se desataron incidentes bélicos. Uno de los primeros fue el bombardeo de Santo Domingo en 1904 en el cual murieron posiblemente decenas de dominicanos.

Advertisement

De Roosevelt a Roosevelt

Un hecho interesante es que las Guerras Bananeras tuvieron lugar en este radio de Centroamérica, y la razón tiene que ver con el tiempo de maduración de las bananas. Solo si las bananas crecen en esta área podrían llegar a Boston o Nueva York sin pudrirse.

El término Guerras Bananeras es un término general, usado para los varios conflictos que los Estados Unidos causaron en defensa de su soberanía económica en Centroamérica y el Caribe. Se puede decir que las guerras duraron de Roosevelt a Roosevelt, los dos presidentes estadounidenses con el mismo apellido, pero agendas diferentes, aproximadamente desde 1904 a 1934.

En estas tres décadas, Centroamérica y el Caribe vivieron guerras, invasiones, intervenciones y masacres que hoy son parcialmente olvidadas.

1904 – 1934

Advertisement

No podemos detallar todos los eventos, porque son tantos. Cada país vivió su propia historia, y las rebeliones anti-estadounidenses son parte del legado de cada país Centroamericano, de su política, su sociedad y su arte.

Pero mencionemos unos cuantos de los más destacados, ya que estos llegaron a ser el fundamento político moderno para muchos de estos países.

El Canal de Panamá

Panamá solía ser parte de Colombia, pero fue por la intervención estadounidense que lograron finalmente separarse en 1903. Eso le dio a los Estados Unidos el control sobre la zona del canal, y facilitó la exportación de bananas desde la zona.

Nicaragua

Advertisement

En 1927 surgió Augusto Cesar Sandino, quien llegó a ser un héroe en Nicaragua, un icono revolucionario en Centroamérica y un bandido para los estadounidenses. Su lucha guerrillera contra los estadounidenses llegó a ser tan legendaria como su sombrero, y el término ‘Sandinista’ sigue teniendo un impacto en la sociedad nicaragüense moderna.

Haiti

En 1914, la Primera Guerra Mundial agravó las guerras bananeras, ya que aparentemente Alemania estaba considerando tomar posesiones en Latinoamérica. De hecho, los alemanes controlaban el 80% de la economía haitiana, y el Imperio Alemán mandó buques de guerra para proteger a los colonos alemanes. Tener alemanes tan cerca del Canal de Panamá le preocupaba a los Estados Unidos, y en 1915 invadieron, expulsaron a los alemanes y ocuparon a Haití por veinte años.

Historiadores estadounidenses estiman que alrededor de 15,000 combatientes y civiles haitianos fueron masacrados, violados, torturados y quemados vivos por los Marines. Historiadores haitianos citan números de hasta 30,000.

Mexico

Advertisement

Alemania además estaba tratando de tener más influencia en México, apoyando, entre otros, a Pancho Villa. Esto y otras circunstancias motivaron las incursiones estadounidenses en México. Son eventos no directamente relacionados a las bananas, pero surgieron del mismo contexto y son incluidos por historiadores en las Guerras Bananeras.

Republica Dominicana

El incidente de 1904 fue solo una de varias incursiones iniciales. En 1914, bombardearon de manera similar a Puerto Plata, y en 1916, invadieron la República Dominicana y la ocuparon por unos ocho años. Tomaron control del gobierno y las aduanas, y así la exportación de las bananas, el café y el azúcar. La razón, como todas, fue económica, aunque los mismos infantes Marines creían que se trataba de proteger la isla de los alemanes.

La invasión fue sangrienta y violenta desde el inicio, gracias a la potencia de fuego superior de los Marines. Las milicias dominicanas solo tenían pistolas, mosquetes y machetes, pero los Marines tenían una nueva arma devastadora, la ametralladora.

La ocupación en ambos lados de la isla es recordada como extremadamente racista, lo que resultó en masacres y matanzas solo en base de color de piel. De hecho, algunos marines incluso lo vieron como una cuestión de orgullo el matar a tantos haitianos y dominicanos como fuese posible, con la esperanza de que luego fueran enviados a Europa para matar alemanes.

Advertisement

La ocupación de 1916 es una historia trágica que debe ser contada más completa en otra ocasión.

Guatemala

Se dice que la United Fruit Company básicamente compró a Guatemala. A cambio de concesiones, la compañía financió el gobierno del presidente Cabrera y efectivamente controlaban su infraestructura: los ferrocarriles, hospitales, puertos y líneas de telégrafo. El país de Guatemala fue, por decirlo así, una subsidiaria de la United Fruit Company.

Todo esto llegó a un punto crítico a comienzos de los 50, cuando la United Fruit Company ayudó a derrocar al presidente Juan Jose Arevalo. En su lugar surgió Juan Árbenz Guzman, pero Árbenz intentó deshacerse del poder del Pulpo. Con una reforma agraria intentó devolverle el control al gobierno de Guatemala y sus tierras a los campesinos.

Esto no le cayó bien ni a la United Fruit Company, ni al gobierno estadounidense. Así la CIA organizó, financió y dirigió la infame Operación PBSuccess para tumbar el gobierno de Árbenz. Pintaron a Árbenz de comunista y con el apoyo militar de la malvada trinidad de dictadores — Anastasio Somoza de Nicaragua, Marcos Perez Jimenez de Venezuela y Rafael Trujillo de la República Dominicana — invadieron a Guatemala, derrocando a Árbenz.

Advertisement

Pueden ver más sobre las tensas relaciones entre Guatemala y la República Dominicana en mi video Cuando Guatemala declaró la Guerra a República Dominicana.

Colombia

En 1928 surgieron huelgas en el municipio de Ciénaga en el departamento de Magdalena, con los trabajadores en varias plantaciones bananeras demandando condiciones que fueron inaceptables para la frutera: una semana laboral de seis días, trabajar solo 8 horas al día, y ser pagados.

Fue la huelga más grande de la historia colombiana, con más de 25,000 trabajadores rehusando cortar bananas. La frutera se negó a un acuerdo y ordenó al gobierno Colombiano resolver la situación, o esperar una intervención estadounidense.

El ejército Colombiano intervino violentamente. No se sabe cuántos fueron los que murieron. Los periódicos reportaron inicialmente 100, y la embajada estadounidense estimó alrededor de 1,000. El autor Gabriel García Márquez estimó que fueron unos 3,000 y otras fuentes hasta citan 5,000. La verdad es que nunca se sabrá. El gobierno y la United Fruit Company tenían suficiente poder para hacer que la verdad desapareciera – se dice que los cuerpos fueron arrojados al mar.

Advertisement

El Impacto

Algunos culpan los problemas modernos políticos y económicos de Latinoamérica a las Guerras Bananeras. Eso es parcialmente justificado, aunque no enteramente, ya que muchos de estos problemas ya existían antes de la llegada de las Fruteras y los Marines. La corrupción, por ejemplo, siempre había sido un problema – las Fruteras solo se aprovecharon de ello.

Pero también hubo sus lados positivos. Aunque mucho de eso fue para su propio beneficio, tanto las Fruteras como las fuerzas estadounidenses construyeron carreteras, puertos, vías férreas, llevaron electricidad y agua potable a áreas lejanas. Entrenaron policías y bomberos, establecieron sistemas educativos, organizaron elecciones e introdujeron la democracia. Los gobiernos que dejaron atrás no siempre fueron de los mejores, pero es justo decir que ayudaron a introducir estos países al siglo XX.

También es importante notar que no todos los Marines toleraron la crueldad que vieron a sus compañeros hacer, y defendieron a las víctimas, llevando a los culpables a la justicia cuando se podía. Por eso muchos de los datos sobre las crueldades provienen de los mismos reportes de los Marines, y hoy los incidentes en Haití y República Dominicana son enseñados en el entrenamiento como ejemplos de lo que no debe ser.

Un enemigo nuevo

Advertisement

Si las rebeliones y guerras no fueran suficientes, existía otro enemigo, uno que no respetaba bandos, y que solo tenía una meta: destruir todas las bananas.

Fue registrado primero en Panamá, y  es de ahí que tiene su nombre: la enfermedad de Panamá, provocada por un hongo que ataca las raíces de algunas variedades de banano, en particular la Gros Michel. Como todas las Gros Michel son efectivamente clones que perdieron su defensa natural, todas fueron susceptibles a este hongo, y la enfermedad comenzó a arrasar con todas las bananas en Centroamérica.

Así, para 1930 la United Fruit Company estaba enfrentando no solamente guerras y rebeliones en sus plantaciones, sino un hongo que estaba exterminando sus productos. Y para hacer las cosas aún peor, en 1929 estalló la Gran Depresión, una gran crisis financiera que puso en quiebra a los Estados Unidos, causando una gran ola de pobreza en los Estados Unidos.

Para la década de los 1930, el continente entero de América se vio envuelto en numerosas guerras, rebeliones, una epidemia destruyendo todas las bananas y una crisis financiera arrasando con el mundo, y en la República Dominicana el dictador Trujillo inició su régimen de terror.

No había manera de que la cosa se pusiera aún peor…. O quizás si?

Advertisement

Continue Reading

Ciencia

¿Llegó el FIN LAS BANANAS? 😨 | El fin de las Repúblicas Bananeras (Guerras Bananeras Parte III)

En los últimos 120 años la banana fue uno de los productos más vendidos, tanto que causó una serie de guerras, conocidas como las Guerras Bananeras. Pero la banana que vemos en las fotos y videos de esos tiempos no son las mismas bananas que tenemos hoy.

Published

on

No bananas

En los últimos 120 años la banana fue uno de los productos más vendidos, tanto que causó una serie de guerras, conocidas como las Guerras Bananeras. Hablamos de estas guerras en dos episodios previos.

Pero pocos saben que la banana que vemos en las fotos y videos de esos tiempos no son las mismas bananas que tenemos hoy. Esta variación de bananas está virtualmente desaparecida hoy.

¿Por qué desapareció la banana de esos tiempos? ¿Cuál es la banana que tenemos hoy, y por qué existe el gran peligro de que las bananas modernas también estén por desaparecer?

Para entender esta historia y este futuro incierto de las bananas, tenemos que entender cómo terminaron las Guerras Bananeras y el efecto que estas tuvieron sobre los países bananeros, y al final, en las mismas bananas.

Advertisement

———————————

La década de los 1930 comenzó fea para el Pulpo.

En 1929 una serie de complejos factores económicos causaron la Gran Depresión, una crisis financiera que comenzó en los Estados Unidos y afectó al mundo entero. Millones de personas perdieron sus trabajos y su dinero instantáneamente. Las ‘líneas de pan’ en los comedores sociales del gobierno llegaron a ser una imagen común en las ciudades estadounidenses, ya que muchos no tenían ni para comer. Pero una de las comidas más baratas todavía al alcance de los pobres, fue la banana.

Había varios importadores de bananas a los Estados Unidos, como la Standard Fruit Company, pero el principal fue la United Fruit Company, el Pulpo como le decían sin cariño, y uno pensaría que con la banana siendo una de las pocas frutas que los pobres podían comprar, la venta estaría buena – el problema fue de que desde hace unos años las bananas estaban poniéndose escasos por varios fenómenos naturales…

Sosua

Advertisement

En 1907 la exportación de bananas de la United Fruit Company de Sosúa estaba en unos 640,000 racimos por año, con hasta 17 naves bananeras anclando en la bahía de Sosúa cada año. Como fue una de las plantaciones más cercanas a los Estados Unidos, la empresa hasta construyó un pequeño hotel que fue usado por los ejecutivos de la United Fruit Company y sus familiares como un refugio privado. 

Pero dificultades con el suelo, malos tiempos y una ola de frío causó que para 1911 la exportación bajo a 400,000, y siguió cayendo de ahí. Aunque todavía tenían otros intereses en la República Dominicana, como café y azúcar, la United Fruit Company abandonó la plantación en 1916.

Dejaron atrás unos 20 edificios e instalaciones, incluyendo el hotel, el cual quedó en operación hasta cierto grado con turistas de Santiago que venían aquí para pasar las vacaciones.

En 1938 el presidente Rafael Trujillo adquirió el área en conjunto con unos empresarios judios de Nueva York, y los viejos edificios de la United Fruit fueron prestados a los inmigrantes judios que llegaron en 1940, formando así la base de lo que llegaría a ser el moderno pueblo de Sosua.

Se piensa que el último edificio original fue el edificio de la administración de la United Fruit, el cual llegó a ser el Colmado Sosúa, luego el Supermercado Sosúa y entonces el restaurante La Roca, el cual se quemó en el 2014 y luego fue demolido. El último recuerdo de los tiempos de la United Fruit Company son las columnas del puerto en la playa de Sosúa.

Advertisement

Hongo

La plantación de Sosúa no fue la única que la United Fruit perdió. No fue inusual que enteras plantaciones fueran arrasadas por huracanes, y la compañía tuvo que reconstruir o abandonar las plantaciones, al costo de los locales que entonces perdieron sus trabajos.

Pero el peor enemigo de la United Fruit resultó ser de un tamaño microscópico:  el hongo Fusarium oxysporum que causó la enfermedad de Panamá, porque fue en las plantaciones de ahí de que fue descubierto por primera vez.

Para 1930 el hongo estaba arrasando con plantaciones en toda Centroamérica, interrumpiendo el suministro de bananas, y no fue inusual que negocios no tuvieran bananas para vender. Una canción popular durante la Gran Depresión se llamó ‘Sí, no tenemos bananas’.

Para calmar la crisis financiera, el nuevo presidente Roosevelt vio la necesidad de cambiar la política estadounidense, tanto la financiera, como la política externa. Y eso significaba abordar la cuestión de las Guerras Bananeras.

Advertisement

Buenos Vecinos

Por unos treinta años los Marines estaban defendiendo los intereses económicos de empresas como la United Fruit Company en Centroamérica. Para proteger las bananas y otros productos habían invadido países y tumbado gobiernos, pero guerras cuestan dinero, y con la crisis financiera no fue viable mantener presencias militares en centroamérica.

Además, invadir a otros países no te hace amigos. Las Guerras Bananeras crearon un ámbito de desconfianza y hasta odio en contra de los Estados Unidos en latinoamérica. En el contexto global financiero y político, eso no le convenía a los Estados Unidos en nada. Después de la Primera Guerra Mundial y con el golpe de la Gran Depresión, necesitaba aliados en América, no enemigos.

El presidente Roosevelt decidió ganarse la confianza de latinoamérica, y firmó en 1933 la llamada iniciativa ‘Política de buena vecindad’. Sacó a todos los soldados estadounidenses de los países que estaban ocupando, e inició el panamericanismo, un movimiento diplomático para fomentar la cooperación entre los países americanos en diversos ámbitos de interés común.

En general trató de mejorar la imagen de los Estados Unidos en Latinoamérica por medio de apoyos económicos y sociales, y en especial en el ámbito del entretenimiento, donde usaron, entre otros, a uno de los diplomáticos estadounidenses más reconocidos: el pato Donald. Bueno, realmente a Walt Disney, quien viajó junto a su equipo de artistas por varias partes de latinoamérica para inspirarse, como aquí en Argentina. Luego crearon varias películas y cortometrajes con toques latinos, como las películas Saludos Amigos y Los Tres Caballeros. 

Advertisement

El 1934 es considerado el fin de las Guerras Bananeras con el retiro de los Marines de Haití, y el comienzo de la recuperación de la Gran Depresión. Roosevelt además abolió el patrón de oro, desconectando así el valor del dólar del oro. Así se podía imprimir más billetes, tener más dinero en circulación, y revivir la economía.

La trama resultó exitosa, pero los daños de la crisis financiera tuvieron repercusiones globalmente. En Alemania por ejemplo el nuevo canciller imperial, un joven de 44 años de edad llamado Adolfo Hitler, logró sacar Alemania de la misma crisis financiera por medio de, entre otras cosas, aumentar los gastos militares. ¿Pero, qué hacer con tanto equipo militar?

Se puede decir que no hubo dos guerras mundiales: solo una, con un alto al fuego de 20 años en el medio. Los soldados estadounidenses regresan a Centroamérica, esta vez como aliados para defender el Caribe en contra de las Potencias del Eje.

Los submarinos en el Caribe interrumpieron el suministro de las bananas, ya que varias de las naves de United Fruit fueron hundidas.

Y si eso no fuese suficiente, el hongo siguió arrasando. Parecía que en solo unos pocos años la banana como fruta estaría casi extinta.

Advertisement

El Hongo

La razón porque le fue tan fácil a este hongo arrasar con todas las bananas, fue porque no tenían semillas.

Como vimos en el primer video de esta serie, la banana que se había esparcido al mundo entero gracias a la United Fruit, fue la variante llamada Gros Michel. Aunque dulces, deliciosas y sin semillas, por ser mutaciones genéticas les faltaban autodefensas, y por tal fueron muy susceptibles a enfermedades.

La respuesta a la crisis de las bananas fue reemplazar la Gros Michel con una nueva variante que fuese resistente al hongo. Esta fue descubierta, de todos los lugares, en Inglaterra. Había sido cultivada por el jardinero del duque de Devonshire, Guillermo Jorge Spencer Cavendish, y por eso le decían la banana Cavendish, y fue la única que se resistió a la enfermedad de Panamá. 

Los primeros en cultivar la Cavendish como reemplazo de la Gros Michael fue la competencia de United Fruit, la Standard Fruit, y con esta nueva banana la Standard Fruit logró tomar control del 50% del negocio de las bananas globales, ganándole a United Fruit.

Advertisement

Pero la United Fruit Company no tardó en también tomar retoños de la Cavendish y esparcirla por todas sus plantaciones. 

Para 1960 la Cavendish había reemplazado la Gros Michel en todo el mundo, y es esta la banana que conocemos y comemos todos hoy.

Hoy la Gros Michel está casi desaparecida, aunque es posible que en algunos campos de las antiguas repúblicas bananeras todavía aparezcan. Si jamás comiste una banana en un campo que fue inusualmente deliciosa y dulce, existe la posibilidad que haya sido una Gros Michel. Déjanos saber en los comentarios si piensas que tuviste la oportunidad de probarla.

United Fruit

Aunque las Guerras Bananeras terminaron oficialmente en 1934, no las maquinaciones de la United Fruit, y los envolvimientos de los Estados Unidos en las políticas ajenas. Aun con la ‘política de buena vecindad’ la United Fruit continuó envolviendose en las políticas por medio de sobornos y concesiones ilegales, y el gobierno estadounidense siguió envolviendose igual, solo que ahora fue de manera clandestina. Un ejemplo es la manera como la CIA ayudó a tumbar el gobierno de Arbenz en Guatemala, entre otros.

Advertisement

Claro, no todos en los Estados Unidos estaban de acuerdo con la manera imperialista que el gobierno, la United Fruit y las otras fruteras estaban involucrándose en latinoamérica, y muchos llamaron por medidas enérgicas contra la corrupción y el monopolio, tanto en las capitales centroamericanas, como en Washington.

Y, porque Standard Fruit les había ganado en reemplazar las bananas con la Cavendish, la United Fruit sufrió. Hacia los años 70 no estaba en buenas condiciones. Se fusionó con otra empresa y llegó a ser la United Brands, pero sus dificultades no pararon. En 1974 un huracán destruyó sus principales plantaciones de banana en Honduras, lo que fue un golpe aún más duro, con una pérdida de 40 millones de dólares en este año.

Para reducir los gastos y mantener la empresa solvente, el presidente de la compañía, Eli M. Black, pagó unos 1.25 millones de dólares al presidente de Honduras Oswaldo López Arellano para obtener una reducción en los impuestos de exportación, pero aun así la compañía no se recuperó. Desesperado, Black se lanzó desde el piso 44 de las oficinas de United Brands en el edificio PanAm en Nueva York, y el presidente López fue expulsado del poder en un golpe militar.

Después de la muerte de Black, United Brands fue adquirida por unos empresarios y renombrada a Chiquita Brands, el nombre que todavía lleva hoy. Sigue siendo el principal importador de bananas a los Estados Unidos, y todavía crean controversias de vez en cuando, como en 2007 cuando se los acusó de pagar a la organización guerrillera FARC por proteger sus plantaciones en Colombia.

La Standard Fruit Company también se vio afectada por los tiempos, y hoy es conocida como la empresa ‘Dole’. Pero ambas, Chiquita y Dole, son los principales cultivadores de bananas del planeta, y sus bananas sin semillas, siguen siendo las bananas más vendidas y comidas del planeta… por ahora. Porque si hay algo que aprendemos del pasado, es que no aprendimos nada del pasado, y por no recordar el pasado estamos condenados a repetirlo.

Advertisement

El Futuro

Las bananas sin semillas, sea la Gros Michel o la Cavendish, todas tienen una falla: son clones. Eso les da una consistencia en sabor y forma, pero también en su falta de autodefensa. Y si hay algo que sí aprendimos de la actual pandemia, es que siempre surgen nuevas cepas.

Las nuevas cepas de la enfermedad de Panamá, en especial la TR-4, están arrasando con la Cavendish igual que lo hizo con la Gros Michel, solo que esta vez no tenemos una opción alternativa.

Hay varios experimentos y métodos para proteger las bananas que cultivadores están implementando, pero son complicadas y aumentan el costo de la producción.

Con modificaciones genéticas se está tratando de crear variaciones más resistentes, pero como en general nadie quiere tener productos de modificación genética, estas bananas no se podrían vender.

Advertisement

En 2021 la nueva cepa llegó a América. Fue registrado en el departamento de Piura en Perú y todos los otros países están ahora peleando por evitar que pase a sus cultivos. No está todavía en la República Dominicana, pero realmente es solo una cuestión de tiempo. Puede durar años todavía, puede durar meses – pero va a llegar.

Esto no quiere decir que no haya bananas que no sean resistentes a varias clases de enfermedades: irónicamente, las que sí seguirán fuertes son las bananas con semillas, y así algunos científicos están sugiriendo que la única manera de salvar la banana, es devolverle las semillas. 

Pero, al momento que estamos grabando este video, no hay una solución definitiva a este problema todavía.

outro

KLK mi gente! ¡Gracias por ver este episodio! Con este término nuestra serie sobre las guerras bananeras. Comienzo y término con la historia de las bananas, pero es imposible contar la historia de esta fruta sin mencionar su efecto político en el mundo y en especial en centroamérica.

Advertisement

Es increíble pensar que una simple fruta como la banana puede tener tanto impacto en la economía y política del humano – pero así fue. Es igual con otros productos, como el petróleo o el caucho, que igual han y están causando incidentes políticos, corrupción y guerras. 

Y eso no solamente pasaba en América. Había incidentes bananeros similares en África, donde los imperios Europeos, los Alemanes, los Belgas, hicieron cosas similares, y posiblemente peores. Es parte de la naturaleza humana tomar un producto y explotarlo al máximo, para el beneficio de pocos y el sufrimiento de muchos. Y lo peor es, pienso, que como humanos muchas veces o estamos ciegos a este sufrimiento de otros, o no nos importa.

Continue Reading

Ciencia

Orígenes de los DIALECTOS DOMINICANOS (Cibaeño, Sureño, Capitaleño…)

“Po’ vamo’ hablai como queramo’, aunque sea mai decei’o…”

Published

on

Continue Reading

Ciencia

Cómo Cristóbal Colón ‘DESCUBRIÓ’ JAPÓN en el CIBAO | Cipango en República Dominicana

La fuente más antigua sobre los nombres de la isla La Española dice que sus nombres son Quisqueya, Haití y Cipango. Sabemos que Haití es un topónimo Taíno, y es probable que Quisqueya sea una antigua palabra de origen Arawak… pero ¿Qué es Cipango?

Published

on

Cipango

Continue Reading

Geografía

¿El nombre ‘QUISQUEYA’ es INVENTADO? | Analizando las teorías históricas y lingüísticas

La cuestión es simple: ¿Cuál es el origen de la palabra Quisqueya, el -suponemos- nombre antiguo de la isla La Española? ¿Y es en verdad un nombre real?

Published

on

Quizqueia

Continue Reading

Ciencia

¡La República Dominicana NO ES CHIQUITA! (los mapas exageran!)

“La isla no es más grande… los países son más pequeños!”

Published

on

Domi Chiquita

Continue Reading

Ciencia

Historia y ciencia de los huracanes en República Dominicana

“La furia de una diosa y la astucia de un dictador…”

Published

on

Trujillo Huracan

Continue Reading

Animales

El Aon: el PERRO MUDO de los TAÍNOS | Historia República Dominicana

“… perros mudos y deliciosos…”

Published

on

Aon Perro

Continue Reading

Lo Último